viernes, 9 de septiembre de 2011

Capítulo 5: Un día inolvidable.

En el anterior capítulo los niños descubrian más o menos sus sentimientos. En el caso de Susie. Ella ya sabia desde la primera vez que habia tenido el placer de hablar (y bailar) con Michael, y en el caso de Michael... Él no queria que la bonita amistad con Susie se destruyera, y dejará de ser una hermosa amistad para quedar como un noviazgo, además él ya habia visto que a sus hermanos no les duraban las novias ni tres meses, y eso no queria que le pasara a con Susie...

[Michael]

Ya estamos a dos dias de mi partida. Lastimosamente no pude quedar otro día más, debido a que mis padres querian salir con todos nosotros y no pude escabullirme. Me sentia mal, y en ese mismo momento estaba a punto de llamar a Susie. Para quedar con ella hoy y estar casi todo el día y también mañana, aunque serian pocas horas...




Mientras esperaba a que contestará, me respondió una de sus hermanas. Por la voz tan grave y graciosa, parecia Anette.

-Séh, casa Miller. Habla con Anette...-contesto ella entre bostezos.

-Hola Anette soy un amigo de Susie ¿Esta ella por ahí?

Ella volvió a bostezar y pasaron unos cuantos minutos..

-Espera un momento Michael.

¡Que gracia que me dio aquello, aunque le puse la voz un tanto más grave para que no me descubriera,aun así me descubrió!

[Susie]


Michael y yo estabamos juntos en el enorme árbol, en aquel de nombre y tipo desconocido...
Él habia logrado trepar hasta la cuarta rama, pero yo seguia asustada. Entonces él me ayudo a trepar hasta donde él estaba y nos quedamos viendo la puesta de sol, juntos una vez más. Él me tomó de la mano y me miro con esa mirada tan penetrante y esa sonrísa tan tierna. Entonces cuando comencé a mirar su precioso pelo afro que parecia como álgodon de azúcar, de sabor a cola. Ví como él se acercaba lentamente a mi rostro ¡Iba a besarme, me iba a besar! y cuando estaban ya sus labios cerca de los mios...

-¡Venga arriba, arriba!-gritaba Anette tirandome de la manta.-Espavila que ya son las ocho..


-¿Las ocho, estas loca...?-dije yo resoplando.-Dejame dormir anda que en cuatro dias volvemos a la rutina..

Entonces senti como Anette me cargaba en brazos...

-¿Pero que demonios haces? ¡Que me sueltes te digo!-Chíllaba yo enfadada.

-Cómo la princesita diga.

Y me tiro al suelo. Tremendo golpazo que me habia metido en el culo.

-¿Vale, se puede saber que es esto y este intento de intentar matarme?-Dije yo dandole almohadazos...

Ella aparte de esquivarlos todos y dirigirse a la puerta me dijo.

-Ven, baja que tienes una llamada.

-Si es la abuela, dile que estoy en el baño haciendo mis necesidades...-añadí yo metiendome nuevamente en la cama.

-Vale, como quieras, como quieras y que sepas que la abuela no tiene catorce años, ah y si quieres se lo digo a nuestra joven y masculina abuela.

De repente, no se ni como lo hice pero al sentir esa indirecta, me levante de la cama y sali corriendo a muchisima velocidad como un corre-caminos hasta el salon.

-¿Hola, Michael?

No contestaba ni Dios, me angustie.

-¿Pero bueno Anette por qué demonios no me lo dijiste antes? ¡Ha colgado!

Escuche a alguién por el auricular que tosia.

-¿Susie, ya esta?- pregunto Michael un tanto adormilado.

-Soy yo Michael, antes te he saludado pero como no contestaste pense que te habias ido.

-Ah, no. Es que me puse a mirar una cosa y veía si seguían bien guardada...

Entonces yo ante la curiosa llamada, comencé a soñar despierta ¿Hoy quedariamos? Seguro que si, no habia quedado en toda la semana conmigo. Además mañana se iriá él por la tarde.


-Supongo que me llamabas para quedar hoy ¿Verdad?-Queria que mi voz no sonará demasiado desesperada, pero creo que mis esfuerzos fueron en vano, hasta Anette que estaba en el sófa se rió a boca abierta.

-¡Claro, que si! mira te iba a decir si hoy quedabamos para salir por la ciudad, solo que hay un enorme problema y tú sabes cuál és...

No, en realidad no lo sabia. Pero me daba verguenza decir una tontería, así que deje que siguiera, para enterarme del tema que yo "sabia"..

-Tendrían que venir guardaespaldas con nosotros. A lo mejor a ti no te persiguen, tanto como a mi. Pero creéme no podemos salir solos. Además mi madre se enfadaria si voy solo, o me aconsejaria salir con mis hermanos y... No...-Dijo el decididamente.

Era verdad ¿Por qué no se me habia pasado por la cabeza? ¡Que tonta que soy! era algo super normal él era un cantante muy famoso de un grupo que ya cosechaba éxitos y yo, hombre a mi no me conocia ni Dios, bueno o a lo mejor si, pero serian personas que leyeran cosas de coches y esas cosas, porqué que yo recuerde solo sali cinco veces en un periódico y unas cuantas en revistas. Así que empecé a idear un plan.

-Michael creo que tengo, una idea. la solución a nuestros problemas.

-A ver compartela conmigo...

-Mira el caso, es que... podriamos [...] mira tú le dices a tus padres que sales con nosotras cuatro y que vengan tus guardaespaldas. Le dices que iremos al cine y eso...

-Vale, esa idea me gusta. Pero a lo mejor mi madre quiera hablar con la tuya...-dijo el medio confundido.

-¡Tranquilo ahora les suplicare a mis hermanas por esto! aunque me temo que tendré que estar dandóles masajes en la espalda, hasta que yo vaya a la universidad...

Él y yo nos reímos..

-Vale entonces llamame cuando este todo aclarado para que mi madre hable con la tuya y eso...

-Vale, un beso. Hasta dentro de un rato.

-Venga, hasta luego.


Mientras desayunabamos todas juntas, me puse manos a la obra con mi plan.

-Emm, chicas quiero pediros un favor y si hace falta me arrodilló y todo.-dije yo algo agitada y nerviosa, mientras revolvia una y otra vez la gacha de avena.

Todas tres dejaron de comer y me miraron, algunas con sonrísas malevólas y una con compasión, como siempre Melissa siempre siendo tan amable y tan buena conmigo...

-Claro, dime.. ¿No será ilegal, verdad?-Pregunto Melissa.

Todas nos reímos.

-A ver dinos, pidemos de esa linda boquita...-dijo Anette, era la primera vez que la veia que se dirigia a mi sin reírse.

Yo estaba muy nerviosa, y casi ni podía hablar sin tartamudear de los nervios.Y ellas me conocian, y sabian que cuando me ponia así, era algo que seria demasiado importante para mi.Entonces Melissa me acaricio del pelo y con una mirada de complicidad.

-Dinos pequeña ¿En que quieres que te echemos una mano?

-Quoi est-ce que tu veux carotte? (¿Que quieres zanahoria?)-dijo Anette entre risas..

-Anette no tienes que vocalizar tanto la "r" y además sabes que Susie no sabe nada de francés...-dijo Melissa.-En fin cuentanos Susie.

Al final tomé un poco de aire y las mire con ojos llorosos...

-Chicas yo...-Y mientras decia esto, Lola se levanto de la mesa y se fue a la cocina.-No quiero que Lola lo escuche, se que ahora a ella le cae mal Michael y ... no quiero ¿Ya me entendeís, no? (ellas asintieron y con la mano Melissa, me exigió que prosiguiera) Pues vereís mañana se va Michael y hoy quiero pasar parte del día con él, pero solo su madre le dejará si no va solo y si dice que viene con todas nosotras y con seguridad... asi que necesito que le digais a mamá que vamos a ir al cine esta tarde y que volveremos tarde, porqué iremos a cenar y eso y, no sé ...nos dejais a los dos unas horitas solos y yo que se después nos reecontramos pero vosotras os vais a dar un paseo...-dije yo apunto del llanto.

Ambas me miraron con sonrísas pícaras y después de unos minutos de cuchicheos entre ellas. Ambas asintieron.

-Cuenta con nosotros zanahoria.-Dijo anette- pero espero que me hagas unos buenos masajes cuando volvamos ¿eh?

-No seas así Anette, que además de seguro vendra agotada hoy, tendrá muchisimas emociones...-dijo melissa mientras daba un tragó a su café.

-Ya, pero tendremos que irnos... ¿Oye Meli, pero que hacemos con Lola? sabes perfectamente que como le digamos el plan, ira a contarselo a mamá.-Y mientras añadió esto Anette, le dio un buen mordisco a su tostada de mantequilla y mermelada de fresa.

-¿Que haremos?-dije yo preocupada.

-Tranquis Ya nos apañaremos, ahora dejad a la gran Annie comer y pensar como toca.

Todas tres nos reímos a carcajadas...

-¡Eh, que me ahogó no me hagais reír!

Entonces llegó Lola, y el ambiente se calmó, ahora todas clavabamos las miradas y las centrabamos en ella. Ella al sentirse observada...

-¿Qué pasa por qué paraís de hablar?- Pregunto ella de manera impaciente.

Entonces Melissa y yo miramos a Anette nerviosas. Anette nos levanto el pulgar hacia arriba y comenzó a hablar.

-Lola, esta tarde saldremos a dar una vuelta.

Lola la miró un poco sorprendida.

-¿Y eso, que celebramos?-Dijo ella con su vocecita de estúpida.

-Demonios Lola ¿¡Se tiene que celebrar algo para salir a dar una vuelta!? Pues no, salir y punto iremos a la disco...

-¿Y Susie vendrá?-¡Y esa voz tan mezquina y de estúpida otra vez!- Por qué sabeis que no la dejarán entrar...

-No, no Susie se quedará en casa.-Añadió Anette. Melissa y yo nos quedamos con la boca abierta.

-Ah pues... ¡contad conmigo hermanas!-dijo ella entusiasmada.

Al acabar de desayunar, Melissa y yo fuimos al cuarto de Anette.

-¿Pero por qué le dijiste que no iria Susie?-Pregunto Melissa.

Yo queria que ella me contestará y casi ni podia hablar de los nervios.

-Pues mirad zopencas, si le decia a ella que te llevabamos Susie, nos hubiera puesto cincuenta problemas. ahora lo que tenemos que hacer es lo siguiente...

Y empezo a explicarnos. El plan no me gusto, para nada. Pero era eso o quedarme hoy sin salir con Michael y si salia con él seria nuevamente para estar en la playa, y la verdad queria pasar un último día diferente con él. Sería un día muy especial. le declararia mis sentimientos. El caso era que tenia que esconderme en el maletero y Melissa le tenia que decir al chofer alguna parte de la historia (quitando lo de que yo iba en el maletero por querer quedar con Michael) y entonces Michael tendria que venir él solo, pero claro si venia solo y sus guardias le contaran a sus padres. Eso no lo habian pensado ellas...

Llame a Michael y le conte y avise sobre como habiamos quedado todas (No lo del maletero) él se alegro y me paso a su madre, yo le pase a mi madre y entre ellas hablaron y discutieron las horas y eso. Regresariamos a las 8.y cuando ya eran las tres, y era la hora del comienzo del plan todas ya estaban a punto de bajar, y me fije que los guardias y el chofer no estaban. entonces abri el enorme maletero y me metí, habia un problema no conseguia cerrar la puerta y entonces fue cuando vi a el chofer y sin ni siquiera mirar me cerro la puerta ¡Vaya por Dios, eso si que era suerte la mía! En todo el camino estaba preocupada, y además me moria de calor ahí dentro. entonces sentí como alguien abria la puerta y me asuste. Y nada más abrirla era Melissa, y susurrandome y llevandome rápidamente de ahi, nos dirigimos a los servicios.

-Limpiate ahi que estas sucia, mira ten cambiate ponte esto -y abriendo su enorme bolso, me entrego mis pantalones cortos negros, con una camisa blanca y un chaleco, y quise dejarme el gorrito, que ya llevaba puesto.

-Gracias Melissa, no se que habria hecho sin vosotras.

-De nada lo hemos hecho porqué oportunidades como estas en la vida, son pocas. Y además todo sea por complacer a mi hermanita pequeña en su primera cita, con él primer chico de su vida. Por cierto... ¿Él y tú ya estaís saliendo?

Negue con la cabeza mientras me peinaba el pelo.

-No. Hoy ... le dire lo que siento por él...

Melissa abrió un poco la boca y con los ojos como platos añadió antes de salir por la puerta y dejarme mi bolsito azul marino...

-Recuerda Susie, que deberia ser él quien te lo dijerá.

¿Y por qué tenia que esperar? si esperaba. Me temo que podria tirarme toda la vida esperando.
Y no. Tenía que ser un poco más liberal.

Y entonces ví como mis hermanas se alejaban con el coche. Cuando abri mi bolsito vi una nota de Melissa (Ya que era su letra) ponia "Echate un poco de perfume y aqui esta la direcció del cine , esta a dos manzanas de ahí." Vale me eche un poco de perfume, olía de maravilla, ni muy dulce, ni muy fuerte... era como un olor parecido al de las almendras con rosas. Entonces comencé a caminar y estaba un tanto nerviosa por los guardaespaldas de Michael -"Ojála no se traiga a ocho"-Pensé. Entonces llegue a aquel cine que hacia poco habian abierto y me quede esperando unos cuantos minutos, que para mi fueron horas. Estaba muy nerviosa.




Cada dos por tres me miraba en el espejito, buscando algo que me pusiera en ridículo, y volvia a hacer calor ¿¡Que demonios!? ¡si supuestamente hoy bajan una bárbaridad las temperaturas! Entonces vi el ford negro familiar, y pude ver a Michael. Que guapo que estaba, nada más verlo se me olvidaba hasta en que día estabamos o la hora, se me olvidaba todo. Únicamente me concentraba en él, solo en él. El mundo era en esos momentos para mi un grano de arena. Entonces él bajo del coche con un hombre mayor, solamente con ese hombre mayor. No habia venido con nadie más, aparte del chofer....

-¡Hola Susie!- gritó el con una voz cargada de entusiasmo.-¡Me alegra tanto ver que estas bien!

Yo no paraba de sonreírle.

-Hola, Michael ¡Ya y yo me alegro tanto de verte!- Entonces mire al señor mayor.-Hola mucho gusto en conocerle ¿Es familiar de Michael?

Michael y él señor se rieron a carcajadas, y mientras yo pensé en intentar meterme debajo de la tierra para desaparecer.Michael al ver mi cara de desorientada, me contesto todavia riendose.

-Este es Bill, es mi mejor amigo. Después de ti claro. Es mi guardaespaldas, bueno el mio y de mis hermanos. Pero más mio ¿A que sí Bill?

Bill también se rió entre dientes, y cogiendome de la mano me saludo.

-Un placer conocerla señorita Miller.-Dijo Bill, besandome la mano.

Michael le dio un codazo entre risas y Bill le dijo algo al oído, y volvieron a doblarse ambos de la risa. ¡Menudo panorama! casi preferia que hubiera venido con la marina completa, esa gente puteaba pero por lo menos no eran tan pesados como Bill. Pero a decir verdad era Michael quien a cada momento -"¡Bill! ; ¡Oye, Bill! ; Bill esto y lo otro"- Que enfado que me producia aquello. ¡Y que decir en el cine! (mientras veiamos una peli de Chaplin en la sala de cine clásico) No paraban estos dos de hablar, de comentar. vale... ¿Para eso queria quedar conmigo Michael? No entendia nada de nada.

[Michael]

Estaba nervioso, a veces queria hablarle a Susie, juro que de verdad moria de ganas de hablar con ella, pero parecia enfadada. Y además de que en esta semana no pare de pensar en ella, me di cuenta de que a lo mejor si me gustaba ella.


Pero Bill, ya me habia dicho y muchisimas veces que hablará con ella, que pasar de ella complicaria las cosas, ya que a Bill le conte que ella me gustaba.Entonces al acabar la pelicula y salir todos tres juntos a la luz, pude ver la rabia enmarcada en los ojos de Susie. Realmente estaba muy molesta. Entonces me di cuenta de que debia dejar de ser tan maleducado.

-¿Susie te gustaria dar una vueltecita por las tiendas?

-Claro, por supuesto.

Y en el camino ella y yo mirabamos tiendas de ropa. A veces cómicamente ella y yo nos poniamos alguna que otra prenda y haciamos bromas de ella...

-¡Me gusta muchisimo tú gorrito de lana!- Añadi yo al salir de la tienda.

-Ja,ja,ja gracias, me lo regalo Melissa junto con algo de ropa hace dos meses en mi cumple años...-dijo Susie ente risas.

Entonces fue cuando Bill comenzo a alejarse de nosotros, pero siempre tenia la mirada pendiente en mi. Y entonces al hablar nuevamente con Susie, al reírnos, al disfrutar nuevamente con ella. El sentimiento aquel de nervios y miedo, se habia como esfumado. Seguiamos mirando y mirando tiendas ¡Incluso de zapatos! en esta Susie se tiro más tiempo mirando y mirando, me confeso que era una autentica coleccionista de zapatos, que le encantaban más que incluso la ropa, Yo no paraba de reírme hasta que vi en el reloj de la tienda que nos quedaba media hora para regresar. Entonces en un momento a otro mientras pensaba en lo doloroso que iba a ser regresar nuevamente a la rutina diaria, Susie me agarro fuertemente del brazo y tirando de mi me llevo a una tienda de moda un tanto hippy.




Habian muchisimas cosas de color y mezclas neon y todo eso. Entonces al quedarme mirando un bonito chaleco de color amarillo con todos los colores del arcoiris, vi como Susie me llamo. Yo fui hacia ella. al llegar vi que me señaló unas pulseras muy bonitas de hilo, por debajo o por detrás te ponian tú nombre, y estaban en todos los colores, mezcladas con uno o más colores. Entonces vi como Susie sacaba su monedero y le dijo algo a él dependiente de la tienda, luego ella volvió a llamarme y me dijo.

-Te voy a regalar algo para que no te olvides de mi.

Me quede atónito, y senti como el sentimiento de miedo y de nervios regresaba a mi. ¡Tenia que regalarle algo a ella también! ¿Pero, que...? Entonces vi como aquel hombre barbudo cogía una pulserita de hilo de color rojo y negro y comenzo a bordar cosas en ella, no tardo casi nada y me la entregó, yo mire en la parte de arriba, no ponia nada, pero si le habia visto bordando algo en ella.

-Mira debajo-Me dijo Susie guiñandome con un ojo.

Al girarla ponia -"Yo. Susie prometo que tú Michael serás mi mejor amigo, para siempre" ¡Me habia hasta emocionado, que bonito aquello que habia hecho por mi! tenia que agradecerselo, y se me paso rápidamente por la cabeza...

-Yo también quiero otra pulsera para ella- Y diciendo esto le dije más o menos lo que queria al hombre de abundante barba. Después de unos pocos minutos le entregue a Susie una pulsera con todas las escalas del azul, ya que siempre usaba muchisimo ese color, como al igual que yo con el rojo y el negro. Ella también miro por debajo, y sonrío. Ella me abrazo fuertemente.
le habia puesto "Y yo Michael Jackson jámas olvidaré que siempre fuiste la primera..."
Al parecer al hombre se le habia olvidado poner "Mejor amiga" pero bueno, ella estaba feliz y eso era lo que importaba. Entonces en la vuelta a casa. Susie y yo no parabamos de hablar y de hablar. Ella me contaba de lo mucho que le habia gustado mi pulsera y que jámas se la quitaria (Aparte de para ducharse) yo no paraba de reírme y de decirle -"¿Sabes? pues yo tampoco me la quitaré. Así te recordaré!"-Entonces llegamos a su mansion, ella pidio silencio a todo el mundo y mirando el reloj me pidio que fuera con ella un momento al bosque.


[Susie]

-¿Al bosque...? Susie Michael debe regresar en quince minutos o Joseph y Katherine se enfadarán conmigo...

-¡Te prometo Bill, que solo tardaremos diez minutos!-suplique yo apuntisimo de llorar.

-De acuerdo... [Y mientras saliamos] ¡Esperad, llevaros una linterna!- Añadió Bill, entregandonos una linterna que llevaba en una maleta suya.

En el camino al bosque Michael y yo comentabamos sobre lo que habiamos visto y hecho aquella tarde ¡Que ilusion más grande! Entonces volvieron esos crueles nervios, tenia que decirselo mañana se iria...

-Susie creo que deberiamos regresar ya casi se pasan los diez minutos...-Dijo el bastante preocupado, mirando su reloj.

¿Que hacia? ¡Dios mio dame una señal!

-Michael espera, yo... tengo que decirte algo.

Michael se giro y mirandome nuevamente con su magica y preciosa sonrísa...

-Dime susie.

-¿Mañana a que hora te iras?

-Mmmm, sobre las seis de la tarde.

-¿Crees que podrias quedar mañana conmigo?

Él me miro un momento pensativo y confuso.

-No creo Susie, mañana nos vamos...y...

-Intentalo por favor, con intentarlo no pasa nada. Le dices a tú madre que quieres despedirte de mi y ya esta.

-¿Y por qué quieres quedar mañana conmigo? ¿quieres enseñarme o decirme algo?

Otra vez el calor, los sudores y los nervios...

-Bueno podria decirse que sí y no. en fin pero... ¿Lo intentarás?

Él se rió entre dientes.

-Mañana quedaremos temprano. ¿qué te parece?

Entonces se me ocurrio una descabellada idea, pero que era muy muy bonita.

-¿Que te parece si mañana quedamos a las seis de la mañana?

-¿¡Seis de la... que...!?

-Si, así te enseñó el enorme árbol y vemos el comienzo de la mañana juntos, ya que como el atardecer no lo podremos ver.

Él se rió y me miro con esos ojazos tan tiernos, inocentes y hermosos...

-¡De acuerdo! Me será dificil levantarme a esas horas. Pero me pondre el despertador.

-Ya y yo...

-Bueno vamonos que se impacientará Bill, y te aviso que es capaz de meterse y llevarnos cargados hasta la puerta de las mansiones.

-Vale...

Y diciendo esto ambos salimos del bosque con miradas llenas de complicidad.
Nada más llegar cenaria, y a irme a la cama. Así me podria levantar sin estar muerta-viva. Y tenia que espabilar, mañana iba a ser un día duro, muy duro...

[Michael]

Mañana de vuelta a los angeles, de vuelta los compromisos, las giras, y sin nada de tiempo para mi. Me dolía muchisimo eso, a veces pensaba en escapar y evadirme de todo. Pero estaban nuestras fans y solo al pensar en ellas se me alejaba aquella idea tan descabellada.

Entonces mientras me programaba la alarma Marlon encendio la luz y me vio a mi con la linterna y el despertador en mano.

-¿Vas a madrugar mañana que es el último día?-Pregunto Marlon con sorpresa y entre bostezos.

-Sí, mañana organizaré un poco mis cosas y ayudare a mamá y he quedado con ella para echarle una ayudita.-Conteste yo con algo de tristeza. No me gustaba mentir, pero era un triste sacrificio. Ya que a lo mejor no volveria a ver a Susie jámas.

-Bueno pero pontelo bien a tú lado porqué yo no pienso despertarme temprano.-Añadió Marlon antes de taparse con las sabanas- Ah, y apaga esa luz. No me dejas dormir.


Cuando programe la hora en el despertador. Me acoste y creo que estuve por lo menos una hora despierto contemplando el silencio de aquella noche. La última noche de mi verano en malibú.

13 comentarios:

  1. T^T ains verán el amanecer juntos?
    *-* Que monos!!
    Lola........... no la aguanto... ¬¬" grrrrrrrrrr

    Quiero otro capii! *-*

    ResponderEliminar
  2. ¡Dios! que capitulazo...
    ha sido precioso...

    como siempre yo y mis observaciones casuales...

    me ha encantado como describes a los personajes (como siempre)

    Y me encanta como metes lo de la acción en el capítulo...
    Estuvo buenisimo lo del maletero xD
    y por cierto las pulseritas y lo del amanecer pof! quiero más amiga cuidese :3

    ResponderEliminar
  3. Ahhh vacanisimo este capitulo :D__
    me ha encantado muchisimoo estaba hermoso niña...
    y lo del amanecer....
    :O
    me encanto... ah y por cierto esa lolca me cae de putas xD
    espero impaciente el proximo

    ResponderEliminar
  4. Ahh pana... me ha encantado el capi!!!
    una preciosidad la lola esta siempre impertinando x)
    en fin el capitulo una belleza...
    y me hizo reir muchisimo lo de que la peladita se tiene que esconder xD
    y lo la anette que por cierto es después de Susie uno de msi personajes fav! ^^
    muero por el siguiente jajajaja besitos amiga!

    ResponderEliminar
  5. ¡Ha estado hermoso, precioso, bello!
    me encanto muchisimo...
    más lindos los dos ahi con sus pulseritas de la amistad :')
    pero lo que Michael le puso a Susie no parecia de amistad jajajaja
    bss!

    ResponderEliminar
  6. Hermoso capitulo colega...
    ha sido una belleza...
    espero que se reencuentren o morire de los nervios jajajaja

    besitos!

    P.D Totalmente contigo Leire.

    ResponderEliminar
  7. Ahh por Dios!
    quiero el siguiente...
    quiero ver que pasa...
    Susie le dira que lo ama a más no poder..
    y se besaran como en el sueño que ella tuvo :OOOOO
    porque lo esta invitando a el arbolucho ese y sera que la peladita quiere recrearlo jajajajaja
    el siguiente! ;D

    ResponderEliminar
  8. ¡Muero por el otro jajajajajaj!
    quiero que se besen, ya ò_ó
    para que si se va Michael se quede loquito por la niña
    besitos y me encanta esta novela, enserio me ayudas muchisimo para pasar los momentos de aburrimiento jajaja kiss'n hug

    ResponderEliminar
  9. Quiero el siguiente ya! esto es mucho desespero pa'l body friend...
    que nos morimos por el siguiente!!!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Quiero el siguiente, quiero el siguiente!

    Quiero más que incluso tomar el onse xD

    ResponderEliminar
  11. Quiero el siguiente, esto es demasiada intriga xD

    ResponderEliminar
  12. Ha sido precioso... son unos niños tan tiernos.. ais! Que pena que se tengan que separar pronto! :( Estoy ansiosa por leer más!

    ResponderEliminar